Skip to main content

CIELAB, guía para entender el espacio de color

El color se presenta en una infinidad de matices y variaciones. Para cuantificar y manipular el color de forma precisa, los expertos han desarrollado diversos espacios de color, siendo CIELAB uno de los más utilizados. 

En este artículo, comprenderemos el espacio de color CIELAB, explorando sus orígenes, características y aplicaciones en diversos campos. Descubriremos cómo este sistema nos permite representar, medir y comparar colores de manera objetiva, sentando las bases para una comunicación precisa del color en diferentes industrias. 

¿Qué es el CIELAB?

CIELAB es un espacio de color tridimensional que representa el color de manera uniforme y acorde a la percepción humana. 

A diferencia de otros espacios de color, como RGB o CMYK, CIELAB se basa en la percepción visual humana, lo que significa que los colores con coordenadas CIELAB cercanas se perciben como muy similares, incluso si sus valores individuales de rojo, verde y azul son diferentes. Esta característica lo convierte en una herramienta invaluable en diversas áreas: 

  • Industria: permite a los fabricantes garantizar una consistencia precisa del color en sus productos, desde textiles hasta pinturas. 
  • Diseño: facilita a los diseñadores gráficos y web la creación de paletas de colores armoniosas y consistentes.
  • Fotografía: ayuda a los fotógrafos a editar y manipular el color de sus imágenes de manera precisa y natural.
  • Ciencia de la computación: se utiliza para desarrollar algoritmos de visión artificial y procesamiento de imágenes que pueden reconocer, clasificar y manipular colores con precisión. 

¿Cuáles son los componentes de CIELAB?

El espacio de color CIELAB se compone de tres ejes componentes principales que representan las dimensiones del color en términos de la percepción humana. Estos componentes son: 

  • L (luminosidad): es la base del color, representando su claridad u oscuridad. Un valor L* de 0 indica negro puro, mientras que un valor L* de 100 representa blanco puro. Imaginemos una escalera donde en la parte inferior está el negro más oscuro y en la cima el blanco más radiante. Cada peldaño de esta escalera representa un nivel de luminosidad. 
  • a (rojo-verde): esta coordenada nos indica la posición del color en el eje rojo-verde. Valores positivos de a* se asocian con el rojo, mientras que valores negativos indican verde. Cuanto mayor sea el valor absoluto de a*, más intenso será el rojo o el verde, dependiendo del signo. Pensemos en una barra horizontal donde a un extremo está el rojo más puro y al otro el verde más intenso. La ubicación del color en esta barra define su posición en el espectro rojo-verde. 
  • b (amarillo-azul): similar a a*, esta coordenada nos ubica en el eje amarillo-azul. Valores positivos de b* indican amarillo, mientras que valores negativos apuntan hacia el azul. La intensidad del amarillo o azul se refleja en la magnitud del valor absoluto de b*. Imaginemos otra barra horizontal, con el amarillo más puro en un extremo y el azul más intenso en el otro. La posición del color en esta barra define su ubicación en el espectro amarillo-azul. 

Las combinaciones de estos tres componentes crea una coordenada única en el espacio de color CIELAB, representando con precisión la ubicación del color en el espectro visual humano. 

¿Cuáles son las ventajas de CIELAB?

CIELAB se ha convertido en una herramienta fundamental para comprender, medir y reproducir el color de manera precisa y coherente con la percepción humana. Su amplia gama de ventajas lo convierte en un lenguaje universal para el color, utilizando diversos campos como la industria, el diseño, la fotografía y la ciencia de la computación. A continuación, exploraremos las principales ventajas de CIELAB: 

Percepción uniforme

Esta característica es la piedra angular de CIELAB. A diferencia de otros espacios de color, donde la distancia entre dos colores no siempre refleja la diferencia percibida por el ojo humano, CIELAB garantiza que colores con coordenadas cercanas se perciben como muy similares. 

Esto resulta invaluable en aplicaciones donde la consistencia del color es crucial como en la industria textil, donde se busca que diferentes lotes de tela tengan exactamente el mismo tono, o en la impresión digital, donde se requiere que las imágenes impresas coincidan fielmente con los colores originales. 

Basado en la percepción humana

CIELAB no se basa en la mezcla de luz roja, verde y azul, como RGB, ni en la cantidad de tinta que se utiliza para imprimir un color, como CMYK. En cambio, se fundamenta en cómo el ojo humano percibe el color, lo que lo hace más intuitivo y fácil de usar. 

Los valores de L*, a* y b* se relacionan directamente con la luminosidad, el rojo-verde y el amarillo-azul, dimensiones que son naturales para la percepción humana. Esto facilita la comprensión e interpretación de las coordenadas CIELAB, incluso para personas sin conocimientos técnicos especializados en color. 

Amplia gama de colores

CIELAB no solo representa los colores que vemos a simple vista, sino que también abarca una amplia gama de colores que pueden ser percibidos por el ojo humano bajo diferentes condiciones de iluminación. 

Esto lo convierte en una herramienta ideal para aplicaciones donde se requiere una alta precisión en la reproducción del color, como en la fotografía profesional, donde se capturan colores sutiles y detalles bajo diversas condiciones de luz, o en la simulación de iluminación y color en entornos virtuales. 

Facilidad de comparación y medición de diferencias de color

Gracias a su percepción uniforme, CIELAB permite una comparación precisa  y sencilla de diferencias de color. Esto es particularmente útil en áreas como el control de calidad, donde se necesita evaluar la desviación del color en productos manufacturados, o en la ciencia de materiales, donde se estudian las propiedades ópticas de diferentes materiales. 

Compatibilidad con diversos dispositivos y pantallas

CIELAB es un espacio de color independiente del dispositivo, lo que significa que los colores definidos en CIELAB pueden ser reproducidos de manera consistente en diferentes pantallas, impresoras y proyectores. 

Esta característica es esencial en el mundo digital actual, donde los consumidores visualizan contenido en una variedad de dispositivos, desde smartphones hasta televisores de alta gama.

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Ir al contenido